¿CD o no CD? He ahí el dilema.

Listo!!! finalmente tienes en tus manos o en tu "compu" el master de tu nueva producción, esa por la que tanto te esforzaste, esmeraste, dedicaste horas de creación, estudio, ensayos, te emocionaste al escuchar esos primeros temas aun si hacer la premezcla y pensaste "wow, esto se escucha soberbio". Llegó el tiempo de que el mundo te escuche, pero...¿ya tienes un plan? ¿sabes como habrás de promover y difundir tu música? Este es un punto crucial en el proceso de producción, el medio por el cual harás llegar tu música. Lo más lógico es pensar en el afamado "CD" el cual representa cierto nivel de calidad y presentación de tu trabajo, la gente espera abrir la "caja" sacar el booklet y leer las letras de las canciones, historias, anécdotas, ver las fotos de la banda, todo mientras escuchan tu disco; aun hay quienes esperan y aplauden si el diseño del estuche es diferente y sofisticado. Pero ¿que tan conveniente es invertir en una presentación así hoy en día? Poco a poco el CD ha ido adquiriendo menos demanda, sin embargo sigue siendo costoso y más si el diseño tiene características especiales. 

La industria y el mercado de la música han ido avanzado a la par con las tecnologías aplicadas a la misma, de manera que el artista contemporáneo se llega a ver abrumado por tantas ofertas de promoción y difusión; en el afán por estar a la moda, cumplir con las exigencias del mercado y sus tendencias, muchas veces equivocamos el medio apropiado para promovernos, sufriendo grandes perdidas en tiempo, dinero y esfuerzos. Todo esto me lleva a plantearme como músico independiente ¿cuál es la posición del CD frente a los tiempos modernos del mercado musical? 

Recientemente platiqué con un productor, un compositor y un DJ al respecto de este tema y de las cuales se desprendieron cuatro cuestionamientos a considerar:

¿Con qué opciones de distribución se cuenta?

¿Que tan convenientes son los diversos formatos para la distribución de la música?

¿Cuál es la calidad de los formatos?

¿Cuál es la disposición del público para comprar música actualmente?  

Comencemos y desmenucemos los cuestionamientos anteriores.  

Opciones de distribución                                                                                                                                                                                                                   

El mercado musical hoy en día nos ofrece la posibilidad de promocionar y distribuir nuestra música por medios físicos y digitales; la aparición de tiendas de descarga o reproducción han abierto las puertas de mercados extranjeros donde nunca nos imaginamos que pudiéramos llegar a escucharnos y mucho menos a vender nuestras producciones. La diversidad de formatos digitales (AIFF, WAV, FLAC, ACC, MP3, etc.) permiten que nuestra música pueda llegar a cualquier distribuidora y para cualquier fin de uso. Por otra parte aun sigue viva la tradición del Compact Disc, que vino a revolucionar la manera de producir, escuchar y comprar música, y en más recientes fechas han hecho nuevamente su aparición el vinilo y el tape para aquellas almas nostálgicas y vintage. Tanto los formatos físicos como digitales pueden distribuirse en tiendas de sitios web, de hecho hay paginas que ofrecen servicios de creación de paginas para artistas donde puedes hacer tu tienda virtual y vender tu música en ambos formatos y recibir de manera directa e integra tus pagos, sin intermediarios y a precios justos.  

Aun hay quienes prefieren el formato físico, de hecho muchos empresarios, productores y representantes, así como estaciones de radio siempre te pedirán una copia del álbum en CD, así que no está de más elaborar un tiraje para regalar y vender algunas copias después de un concierto, aunque los formatos digitales también también comienzan a ser una opción para esos momentos.

Convenientes e inconvenientes de los formatos y medios de distribución

Comencemos por el CD, que a pesar de que aun goza de cierta preferencia entre los consumidores, ha comenzado a sufrir de cierta decadencia, las discotecas han ido cerrando y las tiendas departamentales han desaparecido el área de discos debido a sus bajas ventas. Para el artista representa una fuerte inversión y no hay una garantía de que pueda vender todo su tiraje o cuando menos recuperar la inversión. Para la mayoría de los consumidores el CD es un sinónimo de calidad, su presentación e imagen representa el 50% y a un el 60% de garantía de ventas del álbum, pues lamentablemente hay quienes creen que la presentación es sinónimo de calidad musical ya que sí se tuvo cuidado de darle una buena presentación y un buen diseño ese mismo cuidado se le dio a la producción musical, aunque la música diga lo contrario. Recientemente el vinilo y el tape ha resurgido como un pequeño lujo para aquellos que cuenten con un patrocinador o capital suficiente como para manufacturar así un disco sin embargo no todo mundo cuenta con aparatos reproductores para ellos.

Los formatos digitales dan la oportunidad de ser distribuido en diversas tiendas online donde puedes descargarlos o paginas dedicadas a la reproducción de las canciones generando ganancias a los compositores por cada reproducción y puedes llevarlo prácticamente en cualquier tipo de dispositivos; el gran inconveniente es que el pago para los músicos es muy bajo. Otras paginas ofrecen la posibilidad de vender tu música al precio justo, recibiendo tu pago de manera directa y además vender mercancía de otro tipo además de los discos en físico. Otra opción y que resulta ser muy viable y atractiva es la venta de códigos de descarga, ya sea desde tu pagina web personal como artista o bien imprimiéndolas en una hoja de maquina o hasta una tarjeta de prestación, separador, postal, etc, todo dependiendo de tú creatividad o de tu diseñador. Hay paginas web que te ofrecen esa opción dentro de los servicios para paginas de artistas. El gran inconveniente es que la gente, al menos en nuestra entidad aun no están muy familiarizados con estos sistemas y desconfían mucho de lo factible que resulta ser; de manera personal he comprado y vendido música de esta manera y los resultados han sido muy satisfactorios.

La calidad de los formatos

Definitivamente la mayor fidelidad de sonido es importante para poder disfrutar la música; y es aquí donde entran en juego el tipo de formato y el equipo con que se reproduce la música. El wav es el formato más común para guardar información de audio, conservando prácticamente el total de información de las diferentes frecuencias que se encuentran en una grabación, ofreciendo un excelente calidad al momento de reproducirlo; no así el mp3 que su finalidad es la mayor cantidad de almacenamiento de música en un dispositivo, sacrificando la calidad del audio, cortando información de frecuencias, haciéndolo más pequeño y de rápida transferencia. No hace mucho hizo su aparición un mp3 de alta definición que permite conservar algunas frecuencias, dandole mejor calidad al formato. El usuario busca tener las mejores alternativas en resolución de audio, sin embargo este no será posible sí no cuenta con el equipo necesario o apropiado, con la calidad y cualidades para poder soportar estos formatos y hacer que suenen de la mejor manera aunque siendo sinceros ¿cuántos de nosotros somos capaces de distinguir la diferencia en la calidad de sonido entre un archivo wav y un mp3? 

 

Disposición para comprar música

Hablemos ahora de la cultura y disponibilidad del consumidor para comprar música, lo cual va a ser importante para definir cual es el mejor formato par publicar nuestra música. A la gente le gusta la música, tenerla, adquirirla, pero lamentablemente no le gusta pagar por ella, o al menos pagar su precio justo. Busca por todos los medios posibles de hacerse de música tanto de una manera gratis como por la piratería. En las plataformas de reproducción (streaming) escucha música pero no gusta de pagar los servicios premium que le permitan escuchar música sin un sistema aleatorio o sin comerciales. Descarga la música de las paginas que permiten hacerlo de manera gratuita o que alguna amistad le facilite el material. Definitivamente creo que es importante crear una cultura por la adquisición correcta de la música y es un trabajo en el que los artistas tenemos también que integrarnos ya que nuestra música puede verse amenazada por estas situaciones.

Finalmente, podemos decir que cualquier formato es bueno y conveniente siempre y cuando no pongamos en riesgo la calidad y el capital; es importante detenernos un momento y reflexionar a que sector de la sociedad va dirigida nuestra música, que ventajas hay, quienes son los clientes en potencia, ser creativos e invertir de la mejor manera en una presentación de nuestra música que resulte original e innovadora y que además de todo, eduquemos a los usuarios a pagar por la música.        

Los invito a que visiten mi tienda virtual en mi sitio web, conozcan mi material, lo adquieran y conozcan como funciona esto de los códigos, es una muy buena opción.

https://adrian-sandoval.com/mustore

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a comment

    Add comment