REMINISCENCIAS DE UN TRIBUTO PASADO

Cada proyecto es un cúmulo de sueños, ideas, esperanzas, conocimientos y experiencias previas, no escatimamos en el tiempo que tengamos que dedicarle para materializado tal como lo hemos visualizado y con la calidad que se merece, por consiguiente nos hará crecer no solamente como profesionales de nuestra actividad u oficio, sino aun como personas, pues recordemos que el arte es parte de la cultura y está tiene como una de sus máximas el hacer de nosotros mejores seres humanos. El éxito o fracaso del proyecto, cosa que pude ser muy relativa y subjetiva deberá de traernos una experiencia de aprendizaje que podamos sumar en un futuro a otros proyectos. 

Recientemente comencé el año con el pie derecho ofreciendo mi primer concierto del 2020, un evento multidisciplinario donde tal como dicen los diferentes medios impresos de la localidad y haciendo un collage de ellos "invadimos el escenario con un espectáculo de iluminación, multimedia, desarrollos escenográficos y baile que se combinaron bajo un mismo hilo conductor, la música electrónica. La tecnología abrió su paso para transportar a los oyentes a una evolución cósmico-digital en la que salieron a la luz temas musicales de un alto nivel". 

"Memories of the Future" un tributo a la banda más importante e influyente del Pop Electrónico y SynthPop, los PET SHOP BOYS; el mejor de todos los conciertos que he presentado hasta el momento, y lo digo con humildad de rigor, pues es en este proyecto donde he puesto en juego toda mi experiencia previa dada por otros proyectos y el conocimiento musical y de producción que he adquirido al paso de los años y mi tiempo de estudio y práctica. 

Un proyecto que nació y se comenzó a preparar hace poco más de cinco meses, donde se estuvo ideando, estudiando y conociendo la música de este grupo, seleccionando temas, depurando el set list, aterrizar el proyecto en un papel, buscar materiales musicales sobre las canciones, partituras, pistas, mezclas, elaborar las secuencias, arreglos vocales, instrumentaciones, crear sonidos, diseñar el trabajo escenográfico, la elaboración del material multimedia, las coreografías de iluminación y sobre todo, buscar y trabajar con quienes habrían de interpretar la música. 

De todo lo que me dejó "Memories of the Future" podría destacar que aprendí a mezclar y producir música con otras técnicas, editar imagen y video con otras herramientas, usar por primera vez la técnica del chroma key, mi primer acercamiento con la iluminación, tomar decisiones y resolver problemas reafirmando que trabajo mejor bajo presión y que soy un adicto al café y la adrenalina. También me permitió conocer nuevos artistas, reencontrarme con otros, hacer nuevos contactos que seguro estoy habremos de reencontrarnos y colaborar unos con otros en nuevos proyectos, pero sobre todo hacer nuevos amigos y estrechar los lazos de amistad con los que ya lo eran. 

Varias personas y artistas fueron los que pasaron por "Memories of the Future", personas que se subieron al barco en su periodo de incubación y desarrollo, sin embargo como dicen los Pet Shop Boys en su canción "No eran Integrales al proyecto", se bajaron y no está mal, simplemente no era su momento. Pudimos aprender de ellos; pero hubo quienes permanecieron hasta el final y sí, "Memories of the Future" fue posible gracias a este colectivo al cual se le denominó "proyecto INTEGRAL" el cual fue conformado por Kora, Fátima Stenner y Jesús Beta, cantantes de muy variados estilos, con sus proyectos propios, quienes lograron hacer un ensamble vocal para interpretar a voces las canciones de los Pet Shop Boys. Jay Vaiman, músico y publicista, responsable de la imagen del proyecto y quien además colaboró como cantante de manera virtual en una de las canciones del concierto dando un toque de sorpresa y variedad. Valentino Salas, artista plástico quien literalmente le dio rostro al concierto al elaborar las mascaras que usamos en la primera parte. David Guerra, quien vistió el fondo del escenario con imágenes futuristas multimedia que se elaboraron especialmente para este evento. El colectivo "8 Beats Dance Studio" que con su baile y expresiones corporales, crearon expectativa y movimiento. Alina Esparza, diseñadora de una parte de mi vestuario. Alexia Krisxan y Alondra Valdez, maquillistas, quienes se encargaron de caracterizar y dar color a las cantantes y bailarines para sus intervenciones. Blanca Nevárez, coordinadora de medios que nos organizó las entrevistas para dar a conocer el proyecto. Mairely Muro, coordinadora de logística y su equipo de staff, integrado por Ariel, Benny y Carlos. Y finalmente y no por eso menos importante, sino todo lo contrario, Laura Liliana Villa, mi productora ejecutiva, quien literalmente materializó mi sueño. 

"Memories of the Future"  es un cúmulo de sueños, ideas, esperanzas y experiencias, a todos y cada uno gracias por ser parte INTEGRAL de este proyecto, de este concierto, de aquella noche, de estas memorias. 

Long live us 

- Pet Shop Boys -

 

 

 

Leave a comment

Add comment